La teoría del Color

La teoría del color es una de las grandes asignaturas que todo diseñador debería dominar. Tan solo hay que pensar que un usuario tarda una media de 90 segundos en hacer un juicio subconsciente sobre un producto y la mayoría de las veces, esa evaluación se realiza solo en función del color. Esto significa que tan solo cambiando el tono o saturación de un objeto podemos cambiar el estado de ánimo y el comportamiento del usuario. Sin embargo, la selección de colores es compleja.

 

En cuanto a la parte más técnica sobre la teoría del color, hay una guía básica que analiza los principales puntos a tener en cuenta con la ayuda de la rueda de color.

 

 

Esta rueda, es una herramienta clave, la cual cosa consiste en un círculo cromático que muestra diferentes colores ordenados y su relación entre sí. El círculo de color está construido alrededor de colores primarios, secundarios y terciarios. Los colores primarios son aquellos que no se pueden obtener mediante la mezcla de ningún otro color, rojo, amarillo y azul, mientras que los colores secundarios, el verde, naranja y violeta y por último los colores terciarios que se crean combinando los colores primarios y secundarios respectivamente.

 

Hay tres modelos de color, los colores luz, RGB (el rojo, amarillo y azul), los colores pigmento, CMYK y tintas directas, que pueden alternar los dos anteriores. En el caso de las impresoras, copiadoras y equipos multifunción laser, utilizan los colores pigmento, el famoso CMYK, cian, magenta, amarillo y negro.

 

El ojo cuenta con tres tipos de células visuales, que rigen como diferentes sensaciones, correspondientes a los colores primarios. A partir de ellos, se forma para cada sensación de color un código. En cambio, los secundarios son aquellos que se forman de la mezcla, por partes iguales, de dos primarios. Por su parte, los colores terciarios se forman con la mezcla, por partes iguales, de un color primario con uno secundario. 

 

Isaac Newton, desarrolló una forma esquemática para representar los colores. La rueda de color sigue siendo una de las mejores maneras de representar la teoría del color y ver diferentes combinaciones de colores.

 

Hay dos tipos de modelos, ¿cuales son?, pues constan de los dos grupos, los aditivos y sustractivos. El modelo de color aditivo, se utiliza para pantallas digitales, mientras que el modelo de color sustractivo, se basa en colores tangibles como pintura, tintes y tinta. Por otro lado, en la teoría del color el modelo sustractivo es limitado. Es mejor convertir sus archivos al formato CMYK para garantizar la consistencia de los colores antes de imprimir su diseño final.